27/10/10

Un militante.


"Quiero que quede claro que como Presidente no tengo miedo ni les tengo miedo, que queremos el Ejército de San Martín, Belgrano, Mosconi y Savio, y no de aquellos que asesinaron a sus propios hermanos, que fue el de Videla, Galtieri, Viola y Bignone." Néstor Kirchner, 29 de Mayo de 2006.



Nadie sabe(mos) cómo va(mos) a morir. 
Sin embargo, creo que todos somos artífices de nuestras vidas, 
de nuestros destinos. 
¿O todos somos estúpidos teledirigidos, cooptados o cooptables, disponibles al mejor postor? 
No lo creo. No todo se compra ni se vende.

Hoy murió Néstor Kirchner. 
Guardo su ejemplo de militancia, 
de desobediencia y de rebeldía
aún balbuceada, incompleta.
Guardo su entrega encarnada
más allá de las comodidades y el confort aparente que la rodean.
Siempre es más fácil no hacer nada, no involucrarse.

Guardo su cris-pasión, su capacidad por enfrentar sin miedo
a los que festejaron y festejan la despolitización de las juventudes,
a los que creen que la economía debe controlar a la política y
qué es posible sofocar la búsqueda por mayor justicia social.

Despido a Néstor con afecto, respeto y deseos 
de que las banderas que él nos ayudó
a rescatar del olvido, sigan en alto.
Gracias Néstor!
Hasta siempre Compañero!



21/10/10

20. Principio Potosí - Los niños de la soja / The Potosí Principle - The soy children.


Invitación / Invitation.


+ Info:


19. Principio Potosí - Los niños de la soja / The Potosí Principle - The soy children.


Máquina de lavar Nro.4 / Washing machine N.4: Homeland. 

Mientras realizaba el trabajo de creación de imágenes para Principio Potosí, se hizo cada vez más presente una inquietud. No en forma de pregunta o de curiosidad, sino de una intensa incomodidad, una perturbación intelectual o mental, pero también física. Una incomodidad vinculada a verificar la vigencia de una sección de la máquina colonial bajo análisis. Una parte de la misma que los Bicentenarios traen a la memoria y que se presenta persistente, duradera, funcionando con renovada vitalidad. Es aquélla sólida pieza formada por el sellamiento de tres eslabones: patria, Dios y los niños.

Estos eslabones unidos al interior de la máquina de dominación tornan al sitio que habitamos en nuestra infancia, al lugar de nuestros ancestos, al simple hogar, en una forma hermética, fría y áspera, en la que nociones esencialistas de identidad, raza y religión solo funcionan bloqueando todas las aperturas, entradas y salidas, pasajes y puntos de contacto. 

Homeland (en inglés, palabra tomada del nombre de la oficina gubernamental estadounidense “Homeland Security”, para la prevención de ataques terroristas) es una metáfora de la forma espacial-política que ocupa una perversa y deforme posición en los imaginarios de las elites dominantes, a lo largo de la historia. Homeland-Patria habilita el control y el saqueo, la explotación y el racismo. En esta noción geografía, religión y generaciones futuras están fundidos y esa pieza fundida es la excusa adecuada y suficiente para hacer la guerra, invadir, atacar “preventivamente”, torturar, matar, exterminar, también para  destruir la naturaleza. 

Podría rastrear a lo largo de los últimos 200 años (el paréntesis de los Bicentenarios), pero también a lo largo de la historia de la humanidad, los senderos que unen entre sí a los imperios, el colonialismo, los imperialismos, los autoritarismos, totalitarismos y los fundamentalismos religiosos. Ya sea por propia mano o por manos tercerizadas la violencia se ejecuta en nombre de la patria, Dios o nuestros niños. ¿Qué puede el arte en Homeland?

"Los niños de la soja", p.45-46, 2010.


1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

While I worked in the creation of images for the “Potosí Principle” project, I started sensing a certain inquietude. Not in the form of a question or curiosity, but of intense intellectual or mental, and also physical, restlessness. Restlessness because I verified that a section of the colonial machinery under analysis is still in effect. A part of that machinery that Bicentennials remind us of: a persistent, lasting part, that works with new energies. A solid chain formed by three links: homeland, God and children.

These links joined inside the machine of domination turned the place we inhabited in our childhood, the place of our ancestors, our home, into a cold, rough and hermetic form, in which the essential ideas of identity, race and religion block all openings, entrances and exits, passages and points of contact. Homeland (the word is taken from the American governmental office, “Homeland Security”, for the prevention of terrorist attacks) is a metaphor for the spatial-political form that occupies a perverse and distorted position in the imaginaries of the ruling elites, along history.

Homeland-Patria enables control and looting, exploitation and racism. In this concept, geography, religion and future generations are merged, and are an adequate and sufficient excuse to make wars, invade, “preventively” attack, torture, kill, exterminate people, and also to destroy nature. In the last 200 years (considering Bicentennials), but also along the history of mankind, I could search for the paths that connect empires, colonialism, imperialism, authoritarianism, totalitarianism and religious fundamentalisms. With own or outsourced forces, violence is committed in the name of the homeland, God or our children.

What can art do in Homeland?

"The soy children", p. 45-46, 2010.



13.

14.

15.

16.

17.

18.

19.

20.

21.

22.

Photos:

1. Doc AC / 2010. Oreja de José Alfredo Martínez de Hoz, Ministro de Economía (1976-1980) / Ear of José Alfredo Martínez de Hoz, Economy Minister (1976-1980).

2, 3, 9, 10, 14, 18, 20, 21, 22. Detalles de la instalación / Installation details.

4, 5, 16, 17. Doc AC / 2010. Campo clandestino de concentración ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada) / Clandestine concentration camp ESMA. Buenos Aires, Argentina.

6. Doc AC / 2010. Propaganda agencia de seguridad / Security Agency advertising. Wilde, Pcia. de Buenos Aires, Argentina.

7, 15. Doc AC / 2010. Rosario, Pcia. de Santa Fé, Argentina.

8, 12. Doc AC / 2010. Diario / Newspaper "La Capital" de Rosario, Pcia. de Santa Fé, Argentina.

11, 19. Doc AC / 2010. Detalles mural / Mural details, Estación Bulnes, Subte "D", Buenos Aires, Argentina.

13. Doc AC / 2010. Carlos Casares, Pcia. de Buenos Aires, Argentina.



18. Principio Potosí - Los niños de la soja / The Potosí Principle - The soy children.


Máquina de lavar Nro.3 / Washing Machine N.3 
El alambrado / Wire fencing.

"Efectivamente, lo que hay que explicar, como peculiaridad de la producción agraria, es la influencia de la tierra en el movimiento de capital, es decir, el obstáculo que significa a la acumulación de capital. Al igual que hace Marx en El Capital, presuponemos el dominio pleno de la tierra por la propiedad capitalista, quedando excluido, entonces, todo tratamiento sobre las formas no capitalistas de renta. En efecto, esa interposición de la tierra tiene consecuencias importantes, porque no es un bien reproducible. Es el soporte material de la producción agraria y, como tal, no puede ser reproducida: el planeta tiene un tamaño finito. Si pudiera reproducirse, si cuando necesitara más pudiera fabricarla, no habría ninguna especificidad propia de la producción agraria. Esta situación da pie a la constitución de un monopolio por parte de los dueños de la tierra, porque a diferencia de otras condiciones de producción (el aire, por ejemplo), puede ser monopolizada, es decir, puede ser objeto de apropiación privada. Que es monopolizable quiere decir que puede transformarse en propiedad privada, o sea, que puedan reivindicarse sobre ella derechos de propiedad. Por ejemplo, el derecho a no permitir su uso. Está claro que el dueño, el terrateniente, no ganará nada con ejercer ese derecho. Que lo que le permite participar de la riqueza social es, precisamente cederlo, lógicamente que a cambio de una porción de dicha riqueza. ¿Porqué debiera entregar gratis la tierra? En principio porque no tiene valor: lo único que tiene valor en la economía capitalista es lo que contiene trabajo humano. Y la tierra como tal, excluyendo “mejoras”, no lo tiene. Por eso el capitalista tiene que hacer una excepción a esa regla propia de la economía mercantil: las mercancías deben venderse a su valor. Como la tierra no tiene valor, en sentido estricto, el precio de ese derecho a la tierra es el resultado de un hecho de fuerza, de la fuerza del monopolio. Esta es la causa por la cual aparece en el agro una categoría que no le es exclusiva (también la hay en la propiedad urbana, o en la minería, por ejemplo) pero que en este ámbito alcanza una magnitud particular: la renta. Toda tierra tendrá, entonces, una renta absoluta, porque nadie permitirá el acceso a su propiedad sin algo a cambio." 

Eduardo Sartelli (Dir.), Patrones en la ruta, p.21-22. , Ed. R y R, 2008. 

"El traspaso de empresas de la cadena alimentaria a capitales extranjeros es un buen ejemplo para comprender el comportamiento de los actores en esta esta etapa: o traspasaban sus patrimonios o se subordinaban a la lógica de los nuevos ‘núcleos del poder’ y pasaban a ser actores subordinados de la cadena. Los empresarios agroalimentarios optaron por lo primero (vendieron y giraron sus dineros al exterior) y los dueños de la tierra por lo segundo.”

Norma Giarraca in Rodolfo González Arzac, Adentro!, p.202, Ed.Marea, 2009. 

"El fenómeno del arrendamiento y la aparcería tiene entonces una larga tradición en el país, dando origen a una relación entre los dueños de importantes cantidades de tierra y aquéllos que las tomaban para desarrollar procesos de producción y ceder parte de sus ingresos para pagar la renta del suelo. Actualmente, al interior de la agriculturización de la Argentina y de la región, no se trata tanto de aumentar las extensiones de campos propios, sino de incrementar las unidades de explotación arrendadas, y de unificarlas bajo un único comando organizativo. Dado los altos precios internacionales de los commodities, los arrendamientos han subido notablemente, y los pequeños propietarios han optado por arrendar sus tierras a los pools de siembra. Esto provoca que los dueños de las tierras, aún siendo muy pequeños, obtengan condiciones muy ventajosas de ingresos, dada la demanda de tierra cultivable. Los datos del Censo Agropecuario de 2002 informa sobre el aumento de las formas combinadas de propiedad de la tierra, del arrendamiento y el contratismo, proceso que se ha acelerado muchísimo en todos estos años hasta 2010. Los rentistas se han expandido y han capturado una gran tajada de los excedentes agropecuarios, transformando al agro argentino en un caso extraño a nivel internacional. Las estimaciones indican que los rentistas representan más de la mitad de los titulares de las unidades.

La postal de mi infancia no existe más en el mundo-soja. Entre la ruta y las propiedades privadas que están detrás de los alambrados, están las banquinas, una franja de tierra, de “espacio público” en la postal del pasado. Hoy, las empresas concesionarias que explotan los peajes de las rutas tercerizan esas franjas, arrendándolas a alguna de todas las formas posibles recombinantes de propiedad de la tierra, que en pocos metros, cultivan soja RR de Monsanto para llenar su camión."

Eduardo Molinari, Los niños de la soja, p.40-41, 2010.



1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

“Effectively, what has to be explained, as a particularity of the agrarian production, is the influence of the land in the movement of capital, that is, the obstacle it poses to the accumulation of capital. The same as Marx in The Capital, we presuppose the complete control of the land by capitalist property, so excluding all treatment of non-capitalist forms of rent. In effect, that interference of the land has important consequences, because it isn’t a reproducible good. It is the material support of agrarian production and, as such, it can’t be reproduced: the planet is finite. If it could be reproduced, if when needed it could be manufactured, the agrarian production would have no particularity. This situation gives origin to the constitution of a monopoly by the landowners, because unlike other conditions of production (air, for example), land can be monopolized, that is, it can be subject to private appropriation. That it is monopolizable means that it can be turned into private property, i. e., rights of property can be claimed over it. For instance, the right to not allowing its use. It is clear that the owner, the landowner, will win nothing with the exercise of that right. What enables him to partake in social wealth is, precisely, letting it, logically in exchange for a part of that wealth. Why should he give the land for free? First because it has no value: the only thing that has value in the capitalist economy is what implies human work; and land as such, excluding “improvements”, hasn’t any. That is why the capitalist have to make an exception to that rule of the mercantile economy: goods have to be sold at their value. As land, in a strict sense, has no value, the price of that right to the land is the result of an act of force, the force of monopoly. This is the reason why in the agricultural and livestock industries there is a category, that is not exclusive (it also exists in urban property, or in mining, for example), but in that sphere it reaches a particular magnitude: rent. Then, all land will have an absolute rent, because nobody will allow access to their property without something in exchange.”

Eduardo Sartelli (Dir.), Patrones en la ruta [Lords on the Road], p.21-22. , Ed. R y R, 2008. 


“The transfer of companies of the food chain to foreign capitals is a good example to understand the behaviour of some actors at this stage: they could either transfer their patrimony or subordinate to the logic of the new ‘nucleus of power’ and become subordinate actors of the chain. Agribusiness-men chose the former option (selling, and sending their money abroad) and landowners chose the latter."

Norma Giarraca in Rodolfo González Arzac, Adentro! (Come in!), p.202, Ed.Marea, 2009. 

"The phenomenon of leasing and share-cropping has a long tradition in our country, and it is the origin of a relationship between the owners of important extensions of land and those who develop production processes and give a part of their profit to pay for the rent of the lands. At present, inside agriculturization in Argentina and in the region, the matter is not to increase the extension of lands owned, but to increase the units of exploitation leased, and to unite them under a single organization. Given the high international prices of commodities, leasing has grown noticeably, and small landowners have chosen to lease their lands to the farming pools. This causes that, in view of the demand for cultivable land, landowners, even very small ones, enjoy very profitable conditions. The data of the Censo Agropecuario of 2002 [Agricultural and livestock Census] show an increase of the combined forms of land ownership (leaseholders and contractors), a process that has speeded up in the last few years. Renters have expanded and captured a big share of the agricultural surplus, transforming Argentine agriculture in a strange case at an international level. Estimates indicate that renters represent more than a half of the holders of units.

The mental postcard of my childhood doesn’t exist any more in the soya-world. Between the roads and the private properties behind the wire fences, there are shoulders, strips of land, “public space” in the postcard from the past. Today, toll road concessionaires outsource those strips, renting them to some of the recombinant forms of land ownership, that in a few meters, plant Monsanto’s RR soy-seeds to fill their trucks."

Eduardo Molinari, The soy children, p. 40-41, 2010.


Photos: Doc AC / 2010.

1. Detalle de la Capilla que existía en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA),  el mayor campo de concentración en Buenos Aires, Argentina.
2. 4. 5. y 6. Escenas en campos de soja transgénica. En la ruta rumbo al Puerto de San Lorenzo, Pcia. de Santa Fé, Argentina.
3. 8. y 10. Detalles de la instalación, Museo Reina Sofía, Madrid, España.
7. Localidad de Ricardone, Pcia. de Santa Fé, Argentina.
9. Detalle de mural en el subte "D", Estación Bulnes, Buenos Aires, Argentina.


Eduardo Molinari / Archivo Caminante

Mi foto
Argentina
Artista visual. Licenciado en Artes Visuales. Docente e Investigador en el Departamento de Artes Visuales / Universidad Nacional de las Artes (UNA), Buenos Aires, Argentina. Su obra se compone de dibujos, collages, fotografías, instalaciones, intervenciones en el espacio público y publicaciones. En 2001 funda el Archivo Caminante. Desde 2010 coordina junto a Azul Blaseotto La Dársena, Plataforma de Pensamiento e Interacción Artística / Visual Artist. Professor in the Visual Art Department of the Universitary National Art Institute, Buenos Aires, Argentina. His work is composed by drawings, collages, photographies, installations, public space interventions and publications. In 2001 he founded the Walking Archiv. Since 2010 coordinates with Azul Blaseotto The Dock, Platform of Thinking and Artistic Interaction. +info: www.plataformaladarsena.blogspot.com, www.bergenassembly.no www.mde11.org, www.potosiprincipleprocess.wordpress.com, www.exargentina.org, www.transaktion2008.de, Contacto / Contact: archivocaminante013@gmail.com